Mantener la actividad física durante los tiempos de COVID-19 es muy importante. Ya sea que prefieras el entrenamiento en interiores o al aire libre, ¡correr es una alternativa accesible y asequible para hacer tu ejercicio diario! No permitas que las lesiones arruinen tu rutina de running. La Dra. Kristina DeMatas tiene algunos consejos sobre cómo lidiar con algunas lesiones comunes al correr. Nos comparte información acerca de las causas comunes y soluciones para el dolor de pies. ¡No te lo pierdas!

Si sientes dolor después de correr, definitivamente no estás solo. Muchas personas tienen trabajos que los hacen pasar horas de pie y eso, combinado con una rutina de correr saludable, a menudo puede sumarse al dolor de pies. No tienes que renunciar a tu rutina de ejercicios para vivir con menos dolor; existen muchas opciones de tratamiento y consejos de entrenamiento que pueden ayudarte a seguir corriendo.

¿ES NORMAL QUE SIENTAS DOLOR EN LOS PIES DESPUÉS DE CORRER?

Es bastante fácil ver cómo correr puede causar algo de dolor en los pies. Hay 26 huesos y 30 articulaciones en los pies, y correr puede generar un estrés adicional en todos ellos. Esto puede agravarse por otros problemas como el pie plano. Entonces, sí, una gran cantidad de adultos pueden experimentar dolor en los pies debido a correr. El dolor de pies puede agravarse por calambres en las piernas, dolor de espalda y otras lesiones deportivas.

CAUSAS COMUNES DEL DOLOR DE PIES

No todos los dolores de pies son iguales. A lo largo de tu carrera como corredor, es importante prestar atención a tus pies para comprender cuál puede ser la causa principal de tus problemas, dolores y molestias en los pies.

  • Fascitis plantar: si presentas un dolor punzante en el talón, la causa puede ser fascitis plantar. Si bien correr puede agravar el problema, este dolor generalmente se siente con mayor intensidad después de estar de pie durante mucho tiempo, subir las escaleras o despertarse por la mañana después de pasar toda la noche sin descansar. ¿Qué es la fascitis plantar? Es la inflamación de la banda gruesa del tejido fibroso que hay a lo largo de la planta de los pies, llamada fascia plantar.
  • Metatarsalgia: si sientes que tiene piedras en los zapatos o hematomas en las puntas de los pies, es posible que estés sufriendo de metatarsalgia. Esto es cuando se ejerce una presión excesiva sobre los huesos metatarsianos, los huesos largos del pie. Una de las principales causas de este tipo de dolor es una rutina intensa de correr. Esta es una lesión por uso excesivo relativamente común que experimentan los corredores.
  • Fracturas por estrés: el impacto que experimentan tus pies al correr a veces puede provocar el desarrollo de una fractura por estrés, con frecuencia en el hueso metatarsiano. Estas son pequeñas fracturas que pueden ser difíciles de ver en una radiografía o una gammagrafía ósea. Si tienes dolor severo en los pies, debes consultar con un médico especialista en medicina deportiva.

TRATAMIENTOS PARA TRATAR LA FASCIITIS PLANTAR EN CASA

La fascitis plantar es una lesión común que puede resultar muy frustrante para los adultos activos. Es posible que te moleste el hecho de que tus pies te impidan hacer las cosas que deseas hacer. Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a aliviar este dolor de pies y volver a correr.

Estiramientos y ejercicios para aliviar el dolor de pies

Una de las cosas más simples que puedes hacer para aliviar el dolor de pies es tener una buena rutina de estiramientos. Si te comprometes con hacer al menos entre 15 y 20 minutos al día, deberías poder ver algunos resultados y sentir algo de alivio. A continuación, compartimos algunos estiramientos fáciles de realizar que te ayudarán a aliviar el dolor de pies.

Estiramiento sentado con una toalla

Los músculos tensos de la pantorrilla pueden ser un factor que contribuya al dolor de la fascitis plantar. Este simple estiramiento requiere una toalla, y es muy parecido a “sostener las riendas” de un trineo. Esto permite estirar el tendón de Aquiles para destensarlo.

  • Mientras estás sentado en el suelo, estira la pierna frente a ti.
  • Coloca una toalla alrededor del pie lesionado o dolorido.
  • Sostén la toalla con ambas manos y tira suavemente de tu pie hacia ti, mientras mantienes la rodilla recta.
  • Aguanta durante 15-30 segundos, relájate y repite el ejercicio dos veces más.

Rodillo con una botella de agua congelada

El hielo es una excelente herramienta contra el dolor y la inflamación, y este ejercicio combina un poco de hielo con un pequeño masaje para ayudar a aliviar el dolor que sientes en el pie. Uno de los principales beneficios de este ejercicio es la mejora del flujo sanguíneo del área afectada.

  • Siéntate en una silla resistente.
  • Coloca tu pie descalzo sobre una botella de agua congelada o una lata de zumo.
  • Mueve el pie hacia adelante y hacia atrás.

Masaje para el dolor de pies

Existen varios métodos de automasaje para ayudar a aliviar los pies doloridos. Puedes usar los pulgares para masajear el talón y el arco del pie. Si no puedes alcanzar tus pies de manera efectiva, puedes usar una pelota de golf u otra pelota pequeña. Simplemente usa el mismo método que los rodillos hechos con botellas de agua congelada que sale en el apartado anterior. Si descubres que no estás obteniendo los resultados esperados del automasaje, puede ser una buena idea consultar a un fisioterapeuta para que te ayude con el dolor.

Usa los zapatos adecuados para correr

Puede que tengas la mejor técnica de correr del mundo, pero eso no siempre puede evitar que se produzcan lesiones deportivas como la fascitis plantar. Este podría ser el momento de echar un vistazo a tus zapatillas de correr. ¿Pueden ser una de las causas?

Tus zapatillas de correr deben distribuir tu peso de manera uniforme. Si no es el caso, podrían estar contribuyendo a tu dolor de talón, dolor de rodilla, dolor de espalda … más que solo dolor de pie. Puedes dar un empujón adicional a tus zapatillas de correr usando plantillas, te ayudarán a aliviar el dolor. Con un peso y un soporte para el arco distribuidos de manera más uniforme, no solo puedes aliviar el dolor, sino que también puedes prevenir más dolor y agravamiento.

NO TIENES QUE CORRER CON DOLOR

El dolor de pies realmente puede poner un freno a tu rutina de running. Si continúas corriendo con dolores en los pies, existe una alta probabilidad de que empeoren. En su lugar, cuida tus pies con algunos de estos remedios caseros. También deberías considerar la posibilidad de consultar a un médico especialista en medicina deportiva.

Claudia, Marketing Coordinator

¡Hola! Soy Claudia, me siento muy orgullosa de trabajar para una compañía que puede tener un impacto positivo en la vida de las personas. En mis posts voy a compartir noticias, ejercicios, eventos, consejos, … ¡Espero que os gusten!