Todos sabemos que ir al gimnasio ayuda a quemar calorías, a ganar fuerza y a mejorar nuestra salud cardiovascular, pero los beneficios no se acaban aquí. Cuando estás en una escaladora trabajando tus glúteos, también estás trabajando tus músculos mentales. Así es, igual que el Sudoku, ¡el ejercicio entrena tu mente! Te invitamos a que sigas leyendo este artículo y descubras tres motivos por los que deberías seguir entrenando duro en la próxima sesión. Y es que el ejercicio: 

Mejora la Función Cognitiva: Un estudio publicado por la revista Brain and Cognition comprobó que después de 30 minutos de ejercicio en una bicicleta estática, los sujetos del estudio completaron las evaluaciones cognitivas de una forma más rápida -e igual de precisa-, que cuando lo habían hecho sin ejercicio previo. Por otro lado, otro estudio constató que los adultos entre 55 y 80 años que realizaban ejercicio de forma regular, obtenían notas 4 veces superiores en los tests cognitivos respecto al grupo de control que no realizaba ejercicio habitualmente. Así que esa clase de spinning que te ayuda a conseguir unas pantorrillas fuertes y esbeltas, ¡realmente puede hacer mucho más por ti!

Estimula la Memoria: Múltiples estudios revelan que el ejercicio físico ayuda a las personas mayores a mejorar su memoria. Por ejemplo, un estudio de la revista académica Perceptual and Motor Skills reveló que las mujeres mejoraron los resultados de los tests de memoria en un 20% después de realizar ejercicio en una cinta de correr. ¡Así que ahora ya sabes dónde dejastes las llaves!

Promueve el Crecimiento: Nuestra estatura puede ser fija, ¡pero nuestro cerebro aún se puede actualizar! Un entrenamiento puede mejorar nuestra plasticidad cerebral estimulando el desarrollo de nuevas conexiones entre las células. Diversas investigaciones realizadas en UCLA (University of California, Los Angeles), demostraron que el ejercicio facilita el proceso de creación de nuevas conexiones neuronales. ¡Así que piensa en los beneficios para tu cerebro la próxima vez que te plantees en dejar a medias una sesión de entrenamiento!

FIt Tip: cerebro y ejercicio