Actualmente, estamos asistiendo en el sector deportivo al momento de madurez del Cross-Fit. Este método de entrenamiento hizo su entrada en nuestro país hace ya la friolera de 10 años de la mano de una importante marca de ropa deportiva. Poco a poco, ha ido ganando adeptos y hoy en día su popularidad entre el público objetivo es notable y no son pocos los que se han interesado y lo han probado.

Dejando de lado los debates referidos a la relación entre cantidad y calidad de la ejecución técnica (lícitos todos ellos), sí me gustaría poner el foco en la forma que en España tenemos de abrir centros de Cross-Fit. Es decir, con mucha imaginación y poco presupuesto.

El problema llega cuando la excepción se convierte en la regla. Así, lo que originariamente era un emprendedor con pocos recursos, que se buscaba la vida para saber las medidas exactas de los rack oficiales de competición y encontrar a un herrero que se lo fabricase, hoy por hoy es la forma natural y habitual de funcionar en la gran mayoría de Box de Cross-Fit de nueva apertura. Esto en sí mismo es una pequeña aberración que esperemos no tenga consecuencias negativas manifestadas en forma de lesiones. Porque, siendo serios y científicos, cualquier estudioso de la biomecánica humana aplicada al movimiento podrá referir de inmediato la importancia de las medidas, los diámetros, los materiales, el grip del material, los pernos, los anclajes y un largo etc… que hacen de una experiencia deportiva algo seguro y saludable además de divertido y desafiante. Es más, diría que lo primero implementa lo segundo.

Llegados a este punto, es donde se hace indispensable nombrar a la maquinaria número uno; a la excelencia para el entrenamiento y la performance de todos los Cross-Fiteros: La nueva gama HD-ELITE de Life Fitness.

HD-ELITE es la gama de soportes más robusta y duradera de Hammer Strength, equipamiento número uno en lo que a maquinaria de peso libre y guiado se refiere. Su diseño está concebido para desenvolverse en las situaciones más extremas, como se puede observar en el video que os compartimos más abajo.

Hammer Strength

Además, las opciones de personalización de la gama HD-ELITE son innumerables, pudiendo diseñar zonas de dominadas, muscle-up, rack pull, etc., adaptadas a las necesidades específicas de cada instalación, e incluso de cada franja horaria dentro de la misma instalación. Lo que, en términos de diferenciación de la competencia, no tiene precio.

Porque si a diferenciación nos referimos, apostar por HD-ELITE es apostar a caballo ganador. Solo tienes que coger un cronómetro y computar cuántos segundos tardas en realizar un cambio en una estación de HD-ELITE (el nuevo sistema Hammerlock permite ajustar los anclajes y sus alturas con asombrosa facilidad y rapidez) y compararlo con los segundos empleados para desmontar y montar los más pintorescos sistemas de sujeción y alturas para los Racks (teniendo en cuenta los pesos y las palancas que van a tener que soportar, podremos imaginarnos la pseudo-ingeniería que habrá detrás de tanto hierro deseando desensamblarse, por lo que… Dios nos coja confesados).

Por último, me gustaría hablar de la estética. Sé que en temas de gustos estéticos y de opiniones al respecto cada uno tiene las suyas. Así que aquí van las mías:

El hierro pintado de negro al que se le ven las soldaduras hace pensar a nuestro cliente potencial algo así como: “mira a estos chavales, que ilusión tienen por la cosa rara esa que les gusta a ellos”, mientras que una instalación equipada con Hammer Strength automáticamente inicia a esos mismos clientes potenciales en la creencia que dice “mira a esta gente, van en serio con esto del Cross-Fit, se parece a mi gimnasio pero no tiene nada que ver… tengo ganas de probarlo”.

Por tanto, en mi opinión lo tengo claro. Si busco montar un modelo de negocio excelente y rentable, quiero rodearme de personas y equipamientos excelentes y rentables. Y la nueva gama HD-ELITE de Life Fitness, ¡lo es!